Eventos‎ > ‎

Eventos académicos más productivos

publicado a la‎(s)‎ 14 oct. 2009 23:11 por Tribus & Nómadas   [ actualizado el 11 ago. 2013 18:23 ]

Los congresos y seminarios académicos son por excelencia espacios de encuentro entre científicos de todas las disciplinas. Participar en ellos es no solo fuente de conocimientos y contactos sino además de fogueo de las ideas propias. Sin embargo los formatos que se utilizan de manera recurrente para diseñar sus programas y las metodologías que guían su desarrollo no son las más efectivas para lograr estos propósitos.

Por décadas los eventos académicos se han organizado siguiendo un formato muy clásico en el que un grupo de expositores escogidos presentan durante unos pocos minutos (15-20 mins.) una ponencia sobre una temática particular para luego dar paso a unos comentarios de un lector crítico y/o a preguntas de los participantes. A veces en plenarias, a veces en sesiones paralelas las presentaciones se suceden unas a otras en una maratón de ponencias y shows de power-point.

Organizar estos eventos es costoso y requiere de mucha preparación. Son muchas las tareas que implica. El diseño de la convocatoria en la cual se definen los alcances y contenidos y el tipo de problemáticas que se quieren abordar, la selección de ponentes, la identificación de invitados especiales, la consecución de recursos financieros, el diseño del programa, la preparación de las sesiones, toda la logística de transporte, visas, acomodación y alimentación, etc. y la preparación y la publicación de las memorias son apenas una rápida lista de lo que hay detrás de tales eventos. A todo ello habría que agregarle lo que implica para cada participante el preparar una propuesta, luego escribir su ponencia y preparar su presentación, conseguir la financiación y el desplazamiento mismo.

Todos estos esfuerzos son aprovechados de manera muy superficial con el formato de programa y la metodología antes descritos. Los espacios reales de encuentro e intercambio de conocimientos y de generación de nuevas ideas e iniciativas es muy limitado. Los pocos minutos de cada presentación no permiten interacciones de fondo. Así, los recesos para el café o el almuerzo o las actividades sociales y recreativas que usualmente se suman al final de cada jornada se convierten en los principales espacios para intercambios más de fondo.

Es necesario re-pensar los formatos para ajustarlos a los objetivos centrales de este tipo de eventos: el intercambio de conocimientos, la construcción y consolidación de redes, el desarrollo de nuevo conocimiento y la difusión del conocimiento.

Existen hoy en día numerosas metodologías que permiten potenciar estos objetivos sin sacrificar la calidad de la participación individual. Dinámicas de grupo, plenarias interactivas, Café Mundial, ríos de vida, reporteros sociales, contadores de historias o espacios abiertos son apenas una pequeña lista de las técnicas que se pueden incorporar a dichos eventos.

Con el uso de estas técnicas es posible lograr no solo un mayor intercambio de conocimientos sino además mayor profanidad en las conversaciones. A la vez se contribuye a consolidar las relaciones interpersonales y por ende las redes sociales al crear interacciones más cálidas entre los participantes.

Todo esto se puede potenciar aun más si se acompaña el proceso con el uso de diversas tecnologías Web 2.0 tales como blogs, bases de datos compartidas, wikis, documentos e imágenes compartidos, etc. Su uso no solo contribuye a reducir costos sino que además incrementa de manera sustancial el impacto y la difusión de los resultados y permite la participación de otros académicos que pueden seguir el desarrollo del evento desde la distancia.

En resumen, al incorporar nuevas técnicas y metodologías de gestión del conocimiento es posible aumentar el intercambio de conocimientos, ganar en profanidad y lograr un mayor impacto. Por un lado los costos organizacionales pueden aumentar al tener que involucrar facilitadores con experiencia en temas académicos pero a la vez, al incorporar plataformas Web 2.0 se pueden reducir costos. Todo esto hará que todo el esfuerzo organizativo y la enorme inversión que un evento demanda sean mucho más efectivos.

Puede bajar el documento completo acá:

Ċ
Tribus & Nómadas,
8 jul. 2010 8:04